120 páginas

Gallo Nero Ediciones

Tapa blanda

 

En ningún otro lugar de Venecia existen espacios tan amplios como en la Giudecca. La isla vista desde el Sur revela a los curiosos rebosantes zonas de verde. Hay un jardín en particular que llama la atención por la intensa vegetación salvaje que parece haber tomado la delantera sobre verjas, tejados y pérgolas: es el jardín que todos conocen por el nombre de su creador: Eden. Publicado por primera vez en 1903 en el Country Life, Un jardín en Venecia es el relato de la creación de un jardín desde la adquisición de la propiedad hasta la realización del arduo proyecto que Eden llevó a cabo con una flema típicamente inglesa y una tenacidad que hizo de su jardín el más grande de Venecia. Su obra botánica suscitó el interés de Proust, Cocteau, Thomas Hardy y Henry James que probablemente se inspiró en él para escribir Los papeles de Aspern.

Un jardín en Venecia, de Frederic Eden

$2.390
Un jardín en Venecia, de Frederic Eden $2.390
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • JUANA MARGINATA LIBROS Podés retirar por nuestro domicilio, estamos a tres cuadras de Acoyte y Rivadavia. Una vez realizada la compra te enviamos la dirección y coordinamos el horario. Estamos de lunes a viernes de 14 a 20 y sábados de 11 a 15 hrs.

    Gratis

120 páginas

Gallo Nero Ediciones

Tapa blanda

 

En ningún otro lugar de Venecia existen espacios tan amplios como en la Giudecca. La isla vista desde el Sur revela a los curiosos rebosantes zonas de verde. Hay un jardín en particular que llama la atención por la intensa vegetación salvaje que parece haber tomado la delantera sobre verjas, tejados y pérgolas: es el jardín que todos conocen por el nombre de su creador: Eden. Publicado por primera vez en 1903 en el Country Life, Un jardín en Venecia es el relato de la creación de un jardín desde la adquisición de la propiedad hasta la realización del arduo proyecto que Eden llevó a cabo con una flema típicamente inglesa y una tenacidad que hizo de su jardín el más grande de Venecia. Su obra botánica suscitó el interés de Proust, Cocteau, Thomas Hardy y Henry James que probablemente se inspiró en él para escribir Los papeles de Aspern.