228 páginas

Editorial Leteo

Tapa blanda con solapas

 

Odile (1937; por primera vez publicada en Argentina) fue la segunda de las tres novelas autobiográficas que Queneau escribió al principio de su carrera. Concebida luego de su ruptura con el surrealismo; puede ser considerada como una novela convencional en comparación con las que produjo a continuación; aunque a la vez se identifica con claridad el germen que marcará toda su obra: el exquisito virtuosismo con que interpretaba el idioma. La historia muestra el desarrollo físico; moral; psicológico y social de Roland Travy; alter ego de Queneau. Está bien definido el carácter autobiográfico dado la adscripción del protagonista a las tendencias vanguardistas de la época (y la representación de la misma es un atributo extra de la novela: se trata de una de las mejores descripciones del París de entreguerras). También aparecerá André Breton como Anglarès; el presuntuoso gurú de los iluminados. Pero será fundamental la presencia de Odile; una mujer enigmática a la que conocerá dentro de este círculo viciado de “-ismos”. Su nombre está asociado a un animal totémico: coc-Od(r)ile. Queneau declaró: “Odile es una historia de amor puro”. Y no faltó a la verdad.

 

“El lenguaje de Queneau juega, hace reír y sonreír, pero sus palabras cambiadas muestran sobre todo escondrijos impensados de significados posibles. La palabra en él adquiere de pronto un fulgor en el que vacila su sentido original porque le abre otros caminos. Es una aventura ejemplar y profundamente humana. Que sí, Queneau.” Juan Gelman.

Odile, de Raymond Queneau (2020)

$920
Odile, de Raymond Queneau (2020) $920
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • JUANA MARGINATA LIBROS Podés retirar por nuestro domicilio, estamos a tres cuadras de Acoyte y Rivadavia. Una vez realizada la compra te enviamos la dirección y coordinamos el horario. Estamos de lunes a viernes de 14 a 20 y sábados de 11 a 15 hrs.

    Gratis

228 páginas

Editorial Leteo

Tapa blanda con solapas

 

Odile (1937; por primera vez publicada en Argentina) fue la segunda de las tres novelas autobiográficas que Queneau escribió al principio de su carrera. Concebida luego de su ruptura con el surrealismo; puede ser considerada como una novela convencional en comparación con las que produjo a continuación; aunque a la vez se identifica con claridad el germen que marcará toda su obra: el exquisito virtuosismo con que interpretaba el idioma. La historia muestra el desarrollo físico; moral; psicológico y social de Roland Travy; alter ego de Queneau. Está bien definido el carácter autobiográfico dado la adscripción del protagonista a las tendencias vanguardistas de la época (y la representación de la misma es un atributo extra de la novela: se trata de una de las mejores descripciones del París de entreguerras). También aparecerá André Breton como Anglarès; el presuntuoso gurú de los iluminados. Pero será fundamental la presencia de Odile; una mujer enigmática a la que conocerá dentro de este círculo viciado de “-ismos”. Su nombre está asociado a un animal totémico: coc-Od(r)ile. Queneau declaró: “Odile es una historia de amor puro”. Y no faltó a la verdad.

 

“El lenguaje de Queneau juega, hace reír y sonreír, pero sus palabras cambiadas muestran sobre todo escondrijos impensados de significados posibles. La palabra en él adquiere de pronto un fulgor en el que vacila su sentido original porque le abre otros caminos. Es una aventura ejemplar y profundamente humana. Que sí, Queneau.” Juan Gelman.