251 páginas

Editorial Galerna

Tapa blanda con solapas

 

“Hace quince días que no duermo y creo que no voy a poder volver a dormirme nunca más”.

mariana Enríquez publicó Bajar es lo peor, su primera novela, cuando tenía apenas veintiún años. Pocos textos muestran tan crudamente la Buenos Aires de la década del ’90 y, aunque parezca extraño, lo hace con resonancias de novela gótica.

El encierro y la paranoia de la cocaína en una ciudad por momentos vampiresca, el sexo como vía de escape o modo de sobrevivir, el descreimiento político y los discursos desesperados, todo eso se mezcla con un amor romántico que nuca alcanza la satisfacción en un mundo lleno de carencias.

Los protagonistas de la novela son un raro trío de jóvenes. En el centro, la belleza absoluta, idealizada e inalcanzable de Facundo, que se prostituye, que le tiene miedo a dormir por sus pesadillas.

Enamorados de él, un chico con alucinaciones sexuales macabras y una chica que, sumergida en la inestabilidad, busca algún punto más firme. Y un círculo más grande que abarca a dealers, dueños de boliches, ladrones de poca monta, travestis…

Tal vez adelantada a su época, esta novela brutalmente cruda y a la vez romántica, joven y descreída, pinta un paisaje raro, pero fácilmente reconocible.

Bajar es lo peor, de Mariana Enríquez (2020)

$1.090
Sin stock
Bajar es lo peor, de Mariana Enríquez (2020) $1.090

251 páginas

Editorial Galerna

Tapa blanda con solapas

 

“Hace quince días que no duermo y creo que no voy a poder volver a dormirme nunca más”.

mariana Enríquez publicó Bajar es lo peor, su primera novela, cuando tenía apenas veintiún años. Pocos textos muestran tan crudamente la Buenos Aires de la década del ’90 y, aunque parezca extraño, lo hace con resonancias de novela gótica.

El encierro y la paranoia de la cocaína en una ciudad por momentos vampiresca, el sexo como vía de escape o modo de sobrevivir, el descreimiento político y los discursos desesperados, todo eso se mezcla con un amor romántico que nuca alcanza la satisfacción en un mundo lleno de carencias.

Los protagonistas de la novela son un raro trío de jóvenes. En el centro, la belleza absoluta, idealizada e inalcanzable de Facundo, que se prostituye, que le tiene miedo a dormir por sus pesadillas.

Enamorados de él, un chico con alucinaciones sexuales macabras y una chica que, sumergida en la inestabilidad, busca algún punto más firme. Y un círculo más grande que abarca a dealers, dueños de boliches, ladrones de poca monta, travestis…

Tal vez adelantada a su época, esta novela brutalmente cruda y a la vez romántica, joven y descreída, pinta un paisaje raro, pero fácilmente reconocible.